El invierno es una estación crítica en cuanto a enfermedades respiratorias, pero este año la preocupación ha aumentado debido al fuerte brote de influenza H3N2 que se ha visto en el Hemisferio Norte, especialmente en Estados Unidos.

Esta situación ha llevado a las autoridades sanitarias a fortalecer la campaña de vacunación que cada año se realiza en nuestro país y que comienza el próximo 14 de marzo para el  público general y el 7 del mismo mes para el personal de salud.

Dr. Leonardo Chanqueo, jefe de Infectología de nuestro Hospital, señala que la influenza es un desafío cada año. “Hay brotes anuales que son más fuertes que otros, también en otras oportunidades cambia el tipo, porque en 2009 teníamos la H1N1 y en los últimos años hemos visto que la H3N2 es la que ha predominado”, explica.

El facultativo indica que la preocupación que hay en Chile es que esta enfermedad tenga las mismas características que el brote que se ha visto en Estados Unidos, donde ha existido un alto número de enfermos, mucho de los cuales han sido casos complicados. “Habitualmente los virus circulan de un hemisferio a otro de acuerdo a la estación, entonces es el temor es que ese mismo escenario se replique en nuestro país, lo que lleva al pánico, pero en el fondo igual nos tiene que preocupar, porque  pueden aumentar las hospitalizaciones, la morbilidad, y las consultas”.

Prevención

En cuanto a la prevención de la enfermedad, el Dr. Chanqueo destaca que lo importante es reforzar las normas generales de convivencia básicamente, como son el taparse la boca al toser, lavarse las manos, taparse la nariz y la boca al estornudar, evitar aglomeraciones con los niños o visitar personas con la enfermedad.

“La vacuna viene para los grupos de riesgo: embarazadas, niños menores de seis años, enfermos con patologías crónicas, enfermedades pulmonares, cardíacas, insuficiencia renal, pacientes inmunosuprimidos, pacientes VIH, personal de salud -que es muy  importante que nosotros nos vacunemos-, ancianos o pacientes institucionalizados, trabajadores avícolas, criadores de cerdos, diabéticos, etc.”, agrega el jefe de Infectología.

El Dr. Chanqueo hace un llamado a la tranquilidad en cuanto a la enfermedad, pero a tener precaución.  “hay que estar atentos para cuando llegue la vacuna y vacunarse de manera gratuita  si uno está en los grupos de riesgo, si no está en los grupos de riesgo igual es bueno vacunarse, porque va a dar una protección, pero hay que recordar que la vacuna no protege al 100%”.

Asimismo añade que “hay que destacar que la vacuna no es un virus vivo, sino que son partículas virales, por lo tanto es imposible que uno genere una infección o resfrío secundario a la vacuna, no es efectivo que la persona se va a resfriar más o le va a dar influenza”, puntualiza.