Unidad de Geriátricos del HSJD es el referente para la generación de las 11 UGAS a nivel nacional comprometidas por el gobierno

La Unidad Geriátrica de Agudos y Cuidados de Fin de Vida (UGA) del Hospital San Juan de Dios (HSJD), es el referente nacional que ha dado vida al documento “Orientación técnica de atención integral para personas mayores frágiles en unidades geriátricas de agudos (UGA)”, y que será la plataforma guía para la creación de las 11 geriatrías a nivel nacional comprometidas por el gobierno.

El anuncio se realizó en el marco de la ceremonia de aniversario de los tres años de vida de esa Unidad.

La Directora del HSJD, Midori Sawada, dijo que “la construcción de este documento permite sentar las bases  para el cumplimiento de la promesa presidencial en materia de adultos mayores, donde una de las medidas es aumentar el número de geriatras en un 50% y la formación de equipos de salud especializados en geriatría y gerontología”.

Agregó que lo principal es avanzar en la coordinación con la Atención Primaria de Salud (APS), pensando en la perspectiva de redes y gestión de casos. Explicó que los geriatras del Hospital San Juan de Dios, trabajan bajo 5 aspectos claves: mirada integral; información biomédica; salud mental; aspecto social y funcionalidad. “Todo ello acompañado de un fuerte trabajo en la percepción usuaria y cambiar la experiencia de la hospitalización”, aseguró.

La Unidad Geriátrica de Agudos y Cuidados de Fin de Vida (UGA)

La Unidad Geriátrica de Agudos y Cuidados de Fin de Vida (UGA)  fue creada durante el 2016, con 12 pacientes,  y, actualmente,   tiene un egreso anual sobre los 450. Su principal objetivo es buscar que los  adultos mayores no pierdan su funcionalidad durante una hospitalización o que  puedan recuperarla.

La UGA cuenta con un equipo multidisciplinario que es integrado por geriatras, kinesiólogos, psicólogos, terapeutas ocupacionales, fonoaudiólogos, enfermeras, un químico farmacéutico y asistente social.

La Dra. Tamara Carrasco, jefa de esta unidad, explica que “los adultos mayores que se desenvolvían de forma independiente, cuidaban nietos y realizaban sus quehaceres del hogar  de un momento a otro, debido a un ingreso al hospital por una neumonía, un infarto al corazón o una infección urinaria pierden la autonomía.  Para ellos, significa un alto costo en términos de movilidad porque pierden masa muscular y fuerza.”

De allí, añade, que nuestro equipo de geriatría busca, dentro del propio recinto hospitalario, en  los diferentes servicios clínicos con los que cuenta, a los  pacientes  y los lleva a la unidad para “mantener su funcionalidad e incluso, a veces, mejorarla para que se vayan lo más óptimo para la casa. Con eso evitamos que terminen postrados y caigan en la dependencia”.

Algunas cifras

Según datos de la Organización Mundial de la Salud, OMS, se estima que para el año 2050 se duplicará la cantidad de  personas mayores de 60 años, lo que lleva a dar una mirada a la población más adulta y sus necesidades de atención en salud.

Los resultados del Censo 2017 en nuestro país, nos muestran que  en estos últimos 25 años hemos pasado desde una tasa 6.6% a 11.4% de personas mayores de 65 años, posicionando a Chile entre los países con mayor envejecimiento poblacional de América latina y el Caribe.

Al Servicio de Salud Metropolitano Occidente, donde pertenece el HSJD,   le corresponde brindar atención a más de 120.000 adultos mayores.

En Chile hay cerca de 80 médicos geriatras acreditados y se necesitan aproximadamente 500.

Se debiese tener un especialista por cada 4.000 adultos mayores, pero en Chile la cifra es de un médico para cada 40.000.

De los geriatras que hay en el país, sobre el 90% de ellos están concentrados en Santiago y más del 90% trabaja en lugares privados.

— Visitas totales: 650,005 — Últimas 24 horas: 1,221