Cuidar tanto la preparación de los alimentos como la cantidad de consumo es fundamental para la salud estomacal en Semana Santa.

Durante los días de feriado religioso es una costumbre cambiar los hábitos de alimentación e incorporar mariscos y pescados, los cuales deben estar frescos y cocidos al momento de consumir para evitar intoxicaciones gastrointestinales. También, es necesario moderar la ingesta de chocolate, porque el consumo en exceso puede traer consigo estreñimiento, indigestión y vómitos, entre otras consecuencias.

En este sentido, la nutricionista del policlínico de Cirugía Bariátrica, Romina Stari, recomienda a los padres y a los tutores que eduquen a los niños “la idea no es prohibir el chocolate, sino que moderar su cantidad al momento de comerlos. De acuerdo a la edad de los niños, no debiesen comer más de 150 calorías diarias, lo que se traduce en entre 3 a 4 huevitos”.

Respecto a mariscos y pescados, la profesional llamó a las personas a adquirirlos en lugares autorizados y seleccionar productos frescos. “Si no los preparará de forma inmediata es necesario cuidar la cadena de frío, así se evitará la reproducción de microorganismos”, recalcó. En la misma línea, la nutricionista explicó que el limón no mata los agentes patógenos y eso se logra “a través de la cocción de mariscos y pescados de mínimo 5 minutos y tienen que tener un hervor”, finalizó.

— Visitas totales: 842,294 — Últimas 24 horas: 1,232