El pasado viernes 15 de mayo se dio inicio a la cuarentena total en la Región Metropolitana, medida que exige a los integrantes de una familia a compartir el mismo espacio y a convivir gran parte de tiempo.

Cynthia Filgueira, psicóloga del programa de Cirugía Bariátrica del Hospital, explica que la actual crisis ha generado grandes cambios en la rutina y en la manera de cómo se relacionan las personas. “Son tiempos extraños, donde la cuarentena y la distancia física puede producir miedo, irritabilidad o ansiedad, lo cual genera problemas en la convivencia al interior de la casa”, explica.

Sin embargo, la profesional asevera que la crisis también es una oportunidad. “Al tener más tiempo en el hogar, puedes aprovechar para fortalecer los vínculos con los integrantes de tu familia. Esto se produce al compartir con el otro, puedes entender su realidad, sus sentimientos y, desde allí, colaborar”.

Desde esta mirada, expresa que “es importante tener una rutina familiar y otra individual. Se puede llegar a ciertos acuerdos del grupo, por ejemplo, que los tiempos de comida sea una instancia para conversar y debe ser sin celular o pantallas, para fortalecer la comunicación”, y agrega “en lo individual, debes dejar espacio para el autocuidado, realizar aquello que te distrae”.

Otro aspecto que destaca es la conversación, la cual considera un pilar fundamental para evitar el conflicto entre los miembros de una familia. “Para ello se requiere que las personas se comuniquen de forma clara y que aprendan a escuchar al otro. Esta crisis puede ser una oportunidad para mejorar la comunicación”, manifiesta la profesional.

También es recomendable compartir las tareas cotidianas de la casa. Se debe asignar labores a los niños y adolescentes porque refuerza la autonomía y promueve la pertenencia. “A los más pequeños hay que darle quehaceres aterrizados a su edad, con los adolescentes se puede negociar y que ellos opten por la actividad que deben ejecutar”

El llamado de la psicóloga es que “los mecanismos que antes usábamos en las relaciones, ya no pueden ser los mismos porque estamos en una crisis. Necesitamos flexibilidad para buscar otros caminos para acercarnos a nuestra familia”, finaliza.

Para apoyar a las familias en reforzar sus vínculos, la profesional, recomienda:

  • Identifica los pensamientos que generan emociones negativas y distánciate de ellos, así evitarás emociones negativas.
  • Respeta los espacios personales.
  • Maneja la información que estás recibiendo.
  • Mantén una rutina y respeta los horarios.
  • Comunícate en forma clara y escucha al otro con atención.
  • Comparte los quehaceres del hogar.
  • Autocuidado: busca una actividad que te guste y realízala.
— Visitas totales: 1,261,429 — Últimas 24 horas: 863