Hospital San Juan De Dios realizará procuramiento de membrana amniótica – Hospital San Juan de Dios

A contar de este año, en el Hospital San Juan de Dios se llevará a cabo el procuramiento de membrana amniótica, tejido que forma parte de la placenta y que junto al corión,  forman el saco que contiene el líquido amniótico y protege a la guagua durante la gestación.

El equipo  de Procuramiento del HSJD explica que este tejido posee características que le permiten ser utilizado con fines terapéuticos. “Puede ser utilizado en pacientes pediátricos o adultos con necesidades de injerto, en casos de quemaduras, lesiones oculares y úlceras venosas o úlceras de pie diabético”.

La Unidad destaca las diversas ventajas que presenta este tejido, tales como “su capacidad para regular el transporte hidroelectrolítico evitando la pérdida de fluidos, aportar sustratos para regeneración, disminuir la inflamación y evitar la cicatrización, aliviar y disminuir el dolor, poseer un efecto antimicrobiano, entre otros”.

Este trabajo se llevará a cabo en conjunto con el Servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital, que será el encargado de informar y conseguir las autorizaciones para la donación de la placenta.

Liliana Inostroza, matrona supervisora de Pabellón de Maternidad y la encargada de llevar a cabo el procedimiento, explica que la donación solo puede hacerse en el caso de cesáreas programadas, debido a las características que se exigen para obtener un tejido óptimo. “Las mamás que sean donantes deben contar con todos  los exámenes previos, sin alteraciones, tales como infecciones. Asimismo, la placenta no puede ser obtenida por parto normal o cesárea de urgencia, porque si tiene meconio (primer excremento de los recién nacidos) tiñe el cordón y las membranas y no tiene la misma calidad”, añade.

El proceso para obtener la membrana debe realizarse con sumo cuidado, para evitar cualquier tipo de contaminación. “Una vez con la placenta, se procede a separar la membrana y realizar un lavado con suero fisiológico, de modo que la membrana quede transparente y estéril. Posterior al procesamiento en Ginecología, se traslada a la Comisión Chilena de Energía Nuclear (CCHEN), donde se realizan cultivos a la membrana, por si hubiera alguna bacteria no detectada con los exámenes anteriores. En el caso de que sea positivo, esa muestra debe ser desechada”, explica el Equipo de Procuramiento.

Cuando el control serológico se encuentre disponible y el resultado haya salido negativo, las membranas procesadas son devueltas a la Unidad de Procuramiento.

Este procedimiento constituye un importante hito para el Hospital San Juan de Dios, a través del cual se estará ayudando a mejorar la calidad de vida de muchas personas.

 

— Visitas totales: 499,639 — Últimas 24 horas: 1,013