Bienvenido to HSJD   Click to listen highlighted text! Bienvenido to HSJD
Bienvenido HSJD   Click to listen highlighted text! Bienvenido HSJD

La hepatitis C es un virus bastante silencioso, que muchas veces pasa inadvertido por sus comunes síntomas, como fiebre, cansancio, inapetencia, dolor abdominal, Ictericia o vómitos. Su diagnóstico tardío, puede derivar en una cirrosis o un cáncer, generalmente, 20 años después que se adquiere la infección.

Antes de la llegada del test de Screening en Chile, en 1996, la principal vía de contagio del virus de la hepatitis C estaba en las personas transfundidas. Hoy las opciones de contraer el virus más recurrente, son por transmisión de madre a hijo, vía sexual, por uso de drogas endovenosas, uso de hemodiálisis, tatuajes, piercing, o incluso en el trabajo de la salud.

El virus de la hepatitis C, hoy afecta al 0.15% de la población chilena, pero eso no lo hace menos peligroso, sobre todo y considerando, que del 100 % de quienes la contraen, solo el 20% de los pacientes logra eliminar el virus de forma espontánea y el resto vive con uno de sus seis genotipos (el 1b el más prevalente), de forma crónica asintomática.  Lo bueno, advierte la gastroenteróloga del HSJD, Pamela Yaquich, es que actualmente existe un tratamiento bastante eficaz para combatirlo, pero se debe tener especial atención en la pesquisa de personas con factores de riesgo.

“Desde hace un par de años contamos con fármacos antivirales de acción directa que son muy efectivos (tasa de respuesta viral sostenida entre 95 a 100%, según las características del paciente), de fácil administración (oral una vez al día) por 12 semanas y con muy pocos efectos adversos, lo cual es muy diferente a lo que ocurría con los tratamientos previos que eran largos, mal tolerados y poco efectivos. Además, El tratamiento con estos antivirales está incluido en el GES”

Según la experta, para evitar contraer la hepatitis C “se debe usar preservativo, tener precaución al realizar tatuajes y piercing, que estos se realicen en lugares con medidas higiénicas adecuadas, porque a pesar de que la hepatitis crónica por VhC no es frecuente, puede producir complicaciones graves a través de los años que son prevenibles con un diagnóstico precoz. Debido a que un 15 a 30 % de los pacientes puede evolucionar a cirrosis después de 20 años de hepatitis crónica por virus c, con los riesgos de complicaciones asociadas a la cirrosis hepática. Además, en estos pacientes que desarrollan cirrosis hepáticas, 1 a 5% al año presenta cáncer hepato celular”.

Para la gastroenteróloga todo paciente mayor de 45 años se debe realizar un examen de screening (análisis de sangre que detecta los anticuerpos del VhC), al menos una vez en la vida, para evitar de forma anticipada, el avance del virus de la hepatitis C, un descuido, que, con los años, claramente, puede ser fatal.

Leave a Reply

— Visitas totales: 2,149,220 — Últimas 24 horas: 0
Redimensionar imagen
Contraste
Click to listen highlighted text!