La Organización Mundial de la Salud (OMS) es clara: “en Chile, la obesidad y el exceso de peso presentan una alta prevalencia, situación que es creciente desde los primeros años de vida… En la población adulta el porcentaje de  obesidad es de 23,2% (19,6% en hombres y 29,3% en mujeres), mientras que el exceso de peso está presente en más del 60% de la población en distintos grados de severidad”.

El Dr. Gustavo Czwiklitzer, médico cirujano y precursor de la implementación del programa de Cirugía Bariátrica del Hospital San Juan de Dios, señala que “Chile es uno de los cinco países  con mayor índice de obesidad en el mundo, que no es algo para enorgullecerse. Además de estas cifras, hay un 3.5% de población con obesidad mórbida. Estos números son bastante alarmantes, porque en estas personas ha aumentado su riesgo cardiovascular, tienen resistencia a la insulina y probablemente tienen patologías asociadas que no han descubierto aún, todo eso hace que su expectativa de vida sea menor, lo que es preocupante”.

Atendiendo este escenario  el equipo de Cirugía Bariátrica ha organizado una serie de talleres para pacientes  y funcionarios,  con el objetivo de inducirlos a la llamada “Alimentación consciente”. “Este taller, que es uno de varios que tenemos programados,  buscan educar a la población sobre la obesidad y las patologías asociadas. Mientras más una persona conoce su enfermedad, mejor y más capacidad tiene para tratarla de buena forma”, agrega el  especialista.

¿De qué tenemos hambre?

La psicóloga del programa de Cirugía Bariátrica, Cynthia Filgueira, explica que  este tipo de iniciativas busca incorporar estrategias en relación a la alimentación, para que nos demos cuenta de qué tenemos hambre. “Muchas veces esta sensación se confunde con otro tipo de cosas… También hay hambre emocional, entonces cuando tenemos pena comemos chocolate, cuando tenemos rabia comemos muy rápido, etc.”

La profesional agrega que “este es un taller de prevención a la obesidad y promoción de salud, para que la gente esté consciente de lo que comen, cómo comen y qué están sintiendo cuando están comiendo”, puntualiza.

Por su parte, la nutricionista Pamela Varas, especialista en Mind food eating (alimentación consciente), explica que en general todos funcionamos en “piloto automático”. “Nos levantamos, tomamos desayuno, vamos al trabajo, etc., entonces si te pregunto qué hiciste el 3 de agosto no te acuerdas, porque no pasó nada que hayas guardado como un recuerdo,  por lo tanto vivimos en este estado de piloto automático, eso se extrapola a la alimentación, donde se produce sobre consumo o dejamos que las emociones primen al hambre físico, entonces este taller es para que las personas comprendan que disfrutar la comida con todos los sentidos hace que comamos la cantidad correcta y terminemos con las dietas”, puntualiza.

— Visitas totales: 709,714 — Últimas 24 horas: 721