El Dr. Patricio Hevia Rivas, no sólo fue un reconocido médico, salubrista y académico, sino que fue hombre de principios sociales claros y profundos. Para él las personas debían tener un amplio conocimiento del mundo, recorrer la historia, la poesía y la literatura, todo ello como un complemento a la vida profesional.

Mientras estudiaba Medicina formó grupos culturales, musicales y de teatro, según señaló él en una entrevista “presentamos una obra en el Teatro Antonio Varas cuando estábamos en el segundo año de carrera”.

Seguramente en esa época no avizoraba lo importante que sería su legado para la salud pública y el rescate que hizo sobre el sistema sanitario.  Gracias a su perseverancia por recuperar y poner en valor el Patrimonio de la Salud Pública de Chile, logró convencer a la autoridad sanitaria del momento, de crear la Unidad de Patrimonio Cultural de la Salud en septiembre de 2002, la que se inauguró el 8 de agosto de 2003, al interior del Antiguo Hospital San José de Santiago y en la que ejerció como Jefe hasta abril del año 2013.

El Dr. Hevia, diría en el 2008 al trazar los objetivos para el Bicentenario, “una nueva vertiente que cobrará cada día más importancia en la valoración de los Objetivos Sanitarios y los Determinantes Sociales en Salud lo constituye las investigaciones en Historias de Vida de personajes significativos en la Salud Pública nacional, así como las contribuciones historiográficas sobre 100 años de la Institucionalidad Sanitaria Chilena y la Historia de la Protección Social en Salud 1910 – 2010”.

Amaba la literatura, y se esforzaba porque ello se notara. Donó más de 170 libros al proyecto Rincón Cultural Gabriela Mistral de la Biblioteca Central Profesor Dr. Amador Neghme de la Facultad de Medicina. También regaló varios libros que adquirió mientras viajaba por el continente, “hay títulos que habitualmente no llegan a Chile y que me parece relevante que nuestra comunidad conozca para favorecer el entendimiento de nuestra región y de sus valores”, planteó en ese entonces.

Hoy, quienes lo conocieron, despiden con tristeza pero con orgullo, cariño y admiración a este salubrista que parte a los 84 años dejando como herencia su gran legado al sistema de salud.

En memoria del Dr. Patricio Hevia Rivas, padre de la Dra. Pilar Hevia del Servicio de Pediatría, hemos querido recorrer parte de su vida y destacar su legado más allá de la medicina, porque para hablar de ella se necesitan cientos de páginas. Esperamos que algún día alguien tome esa pluma y vaya, como él tantas veces lo hizo, en rescate de la memoria.

— Visitas totales: 1,288,742 — Últimas 24 horas: 1,128