Cerca de 3.000 personas, entre usuarios y funcionarios, ya se han vacunado contra la influenza en el Hospital San Juan de Dios, campaña que comenzó el pasado 7 de marzo, con la inoculación del personal de nuestra institución, y que el 14 del mismo mes se abrió para el las personas que se encuentran dentro de los grupos de riesgo.

Consuelo Parra, enfermera encargada del Programa Nacional de Inmunización del Hospital, comenta que la recepción del público ha sido muy buena, quienes han mostrado un gran interés por acceder a esta vacuna. “Todo lo que se ha generado a nivel mediático y lo que pasó en Estados Unidos ha influido harto en los pacientes y funcionarios, mostrando una preocupación por tener la vacuna y tomando consciencia de la enfermedad, sobre todo por sus hijos”.

En cuanto a la reacción que podría provocar la vacuna, la profesional explica que no debe existir temor, ya que la vacuna no propicia la enfermedad. “Hay un tema de las reacciones que son prácticamente transversales a las vacunas en general, que pueden provocar fiebre, decaimiento, dolor muscular o dolor de cabeza. También están las reacciones locales, como el enrojecimiento o dolor o aumento de volumen,  pero no se presenta la enfermedad propiamente tal”, asegura.

De todas formas, Consuelo Parra aclara que la vacuna no asegura que la persona no contraiga el virus de la influenza, pero se presenta en mucho menor grado. “No se trata de que cuando una persona se vacuna contra cualquier enfermedad se pueda exponer y nunca le va a pasar nada, es que si llegas a estar frente a esa patología será de manera mucho más suave. Por ejemplo, un paciente inmunosuprimido no va a llegar a hospitalizarse, va a quedar ambulatorio”.

Recomendaciones

La enfermera advierte que los tres días despues de colocada la vacuna, las personas beban bastante líquido, que si tienen reacciones locales se pongan paños fríos y no hielo directo, porque éste puede dañar la piel y, en el caso de los niños más pequeños, no sobre abrigarlos.

“También hay que tener cuidado con las patologías que puede presentar cada persona, porque los cuidados post vacuna dependen de eso. Por ejemplo, una persona con alguna afección al corazón no puede tomar mucho líquido. En cuanto a los medicamentos para bajar la fiebre, eso va por indicación médica. Lo más recomendado es el Paracetamol, pero sólo en caso de temperatura”.

Cabe recordar que el Vacunatorio de Hospital San Juan de Dios atiende de lunes a jueves, de 08:30 a 13:30 y de 14:30 a 16:30 horas, y los días viernes de 8:30 a 13:30 y de 14:30  a 15:30 horas.

— Visitas totales: 560,198 — Últimas 24 horas: 426